lunes, 27 de abril de 2015

EL PLEONASMO

En el discurso, sea oral o escrito, el pleonasmo aparece cuando empleamos palabras innecesarias en la oración.

Por ejemplo, es inadecuado decir “A mí me gusta leer novelas policíacas...”. Bastará con decir “Me gusta leer novelas policíacas”.

Sin embargo, es legítimo usar el pleonasmo cuando se quiere enfatizar lo dicho. Por ejemplo, en “Trabajaré con mis propias manos” la palabra “propias” es innecesaria, pero le confiere mayor emotividad a la expresión.

Por otra parte, el pleonasmo es una figura literaria. Veamos estos versos de César Vallejo donde se destaca el pleonasmo "hombres humanos".

...
Jamás, hombres humanos,
hubo tanto dolor en el pecho, en la solapa, en la cartera,
en el vaso, en la carnicería, en la aritmética!
Jamás tanto cariño doloroso,
jamás tan cerca arremetió lo lejos,
jamás el fuego nunca
jugó mejor su rol de frío muerto!
Jamás, señor ministro de salud, fue la salud
más mortal...

 (Los nueve monstruos de Poemas Humanos)



Casos comunes de pleonasmo

Incorrecto
Correcto
Los derechos de la persona humana son inalienables.
Los derechos de la persona son inalienables.
Es muy idóneo para...
Es idóneo para...
El pañuelo voló por el aire.
El pañuelo voló.
Los resultados fueron muy óptimos.
Los resultados fueron óptimos.
Suele estar a menudo hablando por teléfono.
Suele estar hablando por teléfono.
La miel de abeja es curativa.
La miel es curativa.
Te vuelvo a repetir que estás equivocado.
Te repito que estás equivocado. 
Me recibió mediante cita previa.
Me recibió mediante cita.

Más casos de pleonasmo

1 comentario:

  1. Muchas gracias estimada profesora. Siempre es bueno profundizar en la riqueza de nuestra lengua, sobretodo entre nosotros, educadores. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar